TERRAZAS

A uno de los vecinos se le rompió la bomba del tanque de agua y cada vez que quería funcionar hacía un ruido terrible. Por suerte la arrgelaron y todo volvió a su normalidad. A Batato, nuestro gato, le encantaba escaparse e ir abajo de ese tanque. Claro, la vuelta siempre era mas complicada.